La triple limpieza de la rutina coreana te hará lucir una piel radiante

13 | agosto | 2019

La triple limpieza de la rutina coreana te hará lucir una piel radiante

La rutina coreana tiene tres pasos de limpieza para que tu piel luzca radiante, hidratada y tersa, con el mínimo esfuerzo.


Los tratamientos coreanos son muy implementados por jóvenes que utilizan los productos y hacen reseñas de ellos

La rutina coreana se masificó en el mundo. En las farmacias y locales de belleza se pueden encontrar desde mascarillas, cremas blanqueadoras o hidratantes. Sin embargo, un paso muy importante para la belleza coreana es la triple limpieza, muy importante para lucir una piel radiante e hidratada.

El paso más importante ahora y siempre es una buena limpieza del rostro”, indica Charlotte Cho en su libro “Secretos de belleza coreana para una piel radiante”. Y a pesar de lo que se cree, la limpieza es muy importante en verano como en invierno y, al menos, de dos veces por día.

Las primeras mujeres en lucir una piel radiante, sin imperfecciones y muy hidratada fueron las mujeres coreanas. “A ellas les obsesiona limpiarse la cara correctamente porque saben que es el primer paso hacia el objetivo final : una piel brillante, hidratada y suave”, explicó Charlotte Cho.

Las mujeres coreanas son conocidas por lucir “efecto buena cara” y la “piel de porcelana”, características envidiadas en todo el mundo y que en Corea descubrieron antes que nadie. Lilin Yang, fundadora de Miin Cosmetics, fue una de las encargadas de masificar la rutina coreana.

A los 14 años, cuando aún vivía en China, mi madre me regaló mi primer lote de cuidado facial. A los 16, me compré cosméticos con mi dinero por primera vez; opté por algo básico: una crema y un limpiador”, indicó la fundadora de Miin Cosmetics.

Ella se mudó a España y decidió llevar sus productos preferidos para que los conocieran las mujeres europeas. La rutina coreana no es sólo una obligación cuando acaba el día, sino que es también una experiencia.

Lo que más nos gusta de la rutina de belleza coreana es que son unos minutos al día que te dedicas en exclusiva a ti para sentirte y estar mejor”, explica Yang en su libro “El arte coreano del cuidado de la piel”.

El libro de Yang que da consejos sobre el cuidado coreano de la piel

Podemos hablar de doble o triple limpieza, de hecho lo importante es el concepto de una limpieza en profundidad. Los pasos no hacen más que responder al tipo de producto que necesitamos y a su función. No se trata de repetir dos o tres veces el mismo proceso por cuestiones de marketing, sino de usar lo que realmente funciona“, asegura Sara Jiménez, manager de Miin Cosmetics.

Y agrega: “Si solo pudiéramos quedarnos con un paso de la rutina, sin duda el que no deberíamos eliminar es el de la doble limpieza (o triple). Como ves lo trato como un único paso porque se trata de dejar la piel limpia y preparada para los siguientes tratamientos”.

Sara indica que el primer paso es sacar el maquillaje. Las zonas más importantes son los ojos y labios, que a menudo son las zonas que tienen productos muy resistentes a las limpiezas.

En la triple limpieza el primer paso sería un desmaquillante bifásico para ojos y labios (aunque si no fuéramos maquilladas no haría falta). Este paso es importante porque la zona del contorno de ojos y de labios es más sensible que el resto de la piel del rostro y por eso necesitamos productos más suaves y algo que sea muy eficaz para no tener que frotar en exceso”, indica Sara Jiménez.

La triple limpieza hace que puedas lucir una piel tersa y radiante

El segundo paso es la limpieza general, que implica limpiar todo lo que se impregnó y pegó a nuestra piel durante el día, como la polución o los productos que fueron aplicados a lo largo del día. “Después de ese paso seguiríamos con un limpiador con base aceitosa, puede ser un aceite desmaquillante o un bálsamo, lo importante es que la base sea oleosa. Es necesario para retirar no solo maquillaje, sino también otros productos que hayamos aplicado en nuestra piel como la crema hidratante o la protección solar: por eso cuando nos preguntan si hay que hacer la doble limpieza aunque no nos maquillemos la respuesta siempre es sí”, continuó Jiménez.

El tercer y último paso es limpiar las impurezas. Esto hace referencia a que se debe remover las células muertas que generó la propia piel. “A continuación aplicamos un desmaquillante con base acuosa puede ser un gel o una espuma. Este paso lo que hace es limpiar la piel. No debemos olvidar que el paso anterior lo que ha hecho ha sido retirar el producto, por lo que ahora debemos trabajar directamente sobre la piel ‘desnuda’”, indicó la manager.

De esta manera conseguimos hacer una limpieza en profundidad, retirando células muertas y resto de suciedad que ayuda a limpiar los poros y a minimizarlos. Los poros nunca van a poder cerrarse porque a través de ellos transpira la piel, pero sí es cierto que, al mantener la piel limpia, el poro es visiblemente más pequeño”, finalizó Jiménez.

Fuente: Cien Radios

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
13 | agosto | 2019

Buscar