ANMAT lanzó una alerta tras la internación de dos mujeres por consumir hummus en conserva

17 | mayo | 2019

ANMAT lanzó una alerta tras la internación de dos mujeres por consumir hummus en conserva

Uno de los orígenes más comunes de intoxicación por botulismo son las conservas caseras o de productos regionales no controlados. Dos mujeres fueron internadas en una unidad de terapia intensiva de una sanatorio porteño después de comer un hummus comercializado por una firma de productos veganos, llamada Tsuki Macro Vegan.

ANMAT emitió un comunicado que dice “confirmó la aparición de dos casos de botulismo”. El trabajo se hizo en conjunto con la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación.

Después de realizar una inspección a la marca, se decidió la interrupción de la elaboración, después de identificar a la pasta de garbanzo orgánico como el posible origen de la enfermedad. Por la cual también se prohibió la venta del hummus. Además ningún producto contaba con la autorización sanitaria pertinente.

Después de intimar a la marca Tsuki Macro Vegan a retirar sus productos del marcado, ANMAT recomendó “se abstenga de consumirlos, que mantengan los envases cerrados y separados de otros alimentos y que se comuniquen con la autoridad bromatológica local para coordinar su entrega”.

El botulismo es una enfermedad causada por una neurotoxina producida por el bacilo Clostridium botulinum. Es una “bacteria productora de formas resistentes a la temperatura (esporas) que se encuentra presente en el suelo y en el agua”, según definición.

¿Cómo se forma la toxina?

La intoxicación se produce por la ingesta de alimentos que contienen la neurotoxina formada durante el crecimiento de la bacteria, en ausencia de oxígeno y escasa acidez. En los adultos, dicha neurotoxina es absorbida en el intestino, atacando el sistema nervioso central.

Los síntomas son:

– visión doble,

– náuseas y vómitos

– dolores abdominales

– dificultad para hablar y tragar,

– hinchazón en párpados,

– hipotensión,

– sequedad de boca y debilidad generalizada;

– parálisis total,

– falla respiratoria

Si el paciente no es atendido, puede llegar a ser mortal.

ANMAT advirtió extremar las precauciones cuando se compran alimentos en puestos de la calle o que se vendan como caseros o regionales,

Cómo prevenir

Asegurarse de emplear las técnicas adecuadas para enlatar los alimentos para favorecer la destrucción de los gérmenes que causan botulismo en los alimentos:

– Cocinar los alimentos a presión, a 121 °C durante entre 20 y 100 minutos, según el alimento.

– Considerar hervir los alimentos durante 10 minutos antes de servirlos.

– Si se tienen dudas sobre un alimento, desecharlo de inmediato.

El tratamiento puede incluir desde antitoxina y antibióticos hasta asistencia respiratoria.

Fuente: Salud 360

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
17 | mayo | 2019

Buscar